LA VIDA ES SU CELEBRACIÓN 20/11/2012 | borjadediego
like twitter

BORJA DE DIEGO

No hay un sentimiento más desesperanzador que la conciencia de la muerte. Es un abismo insalvable, capaz de destruir -antes de tiempo- a cualquiera. La propia pérdida, ante la que los cuerpos sólo tienen una respuesta: correr para escapar, el instinto de supervivencia por el que finalmente  terminan moviéndose los seres vivos.

Frente a este abismo se alza la pieza que Janet Novas nos trae al Mes de Danza. Gallega pero formada en la escuela Carmen Senra, el Real Conservatorio Profesional de Danza de Madrid y otras tantas escuelas de Bruselas y Berlín, esta artista cuenta con una amplia experiencia tras su paso por compañías como Provisional Danza, Ertza o Megaló Teatro, y sus obras a menudo son bien acogidas. Galardonado con el Premio InJuve de creación joven 2011, lo que este espectáculo ofreció en un pequeño –íntimo- espacio del Teatro de la Maestranza fue una respuesta vital: nuestra duración.

No podemos vivir para siempre, pero podemos bailar. “Cara pintada” es una propuesta que gira en torno a la intensidad, una invitación a conocer los límites para sentir a flor de piel, de la misma forma que podemos contener la respiración para luego respirar con ansia. El libre movimiento frente a un mundo inerte, la vida celebrada con euforia. Carcajadas como cañonazos, aullidos de risa. A través de pequeñas escenas, el cuerpo en movimiento de Novas contrasta con un mundo detenido; es su respiración y su energía, su vitalidad, la que ofrece calor al espectador.

Porque somos nuestros desafíos, la fuerza con que nos levantamos, cómo afrontamos el muro. Y claro que la vida no cabe en los marcos vacíos que la artista trae al escenario.  Janet Novas invoca el espíritu de Janis Joplin, las pasiones humanas para la entrega, una celebración de los sentidos y el instinto. Su cara pintada y bañada en la luz, sin más máscara que la belleza.

Una fiesta que, como todas, termina. El espectador llega con Novas esperando en el escenario y se marcha sin ella, sin que esta pérdida amargue la revelación. Frente a la total desaparición, la respuesta está en los cuerpos, su duración, el movimiento como prueba de vida. Porque este tiempo nos pertenece y hay que celebrarlo mientras sea nuestro, como alumbran y desaparecen los relámpagos.

 “Cara pintada”

Compañía: Janet Novas

Coreógrafa: Janet Novas

Música: Haru Mori

XIX Mes de Danza. Teatro de la Maestranza (Sevilla). 13/11/12