Mes de Danza A Cielo Abierto 02/11/2015 | Comunicación Mes de Danza

Crónica del fin de semana de Danza en Espacios Singulares por Mercedes L. Caballero / Unblogdedanza

like twitter
 

Llegó la lluvia, finalmente. Sin embargo, no cumplió su amenaza, anunciada para el pasado fin de semana y el Mes de Danza, que está desarrollando su edición 22 desde el 29 de octubre, pudo celebrar con normalidad sus Espacios Singulares, ciclo referencial en la historia de este festival, destinado a acoger propuestas en rincones de la capital andaluza, redescubiertos a través de la danza.

“Lo bueno que tienen los Espacios Singulares es que en un espacio corto e intenso se puede ver una panorámica bastante amplia de la creación dancística contemporánea y es el reflejo de lo que después se verá en sala, a lo largo del festival, con otras propuestas. Es apostar por la diversidad de la danza contemporánea”, declaraba María González, directora de esta muestra internacional, ayer en el Monasterio de San Jerónimo de Sevilla, espacio de tintes místicos pensado en su origen para el recogimiento y convertido en mágico escenario durante el Mes de Danza. Se vieron en este lugar, el domingo 1 de noviembre, propuestas presentadas por primera vez, como el estreno de Crumpled, de Lucía Vázquez (Andalucía) y Saori Hala (Japón) y trabajos con trayectoria como Saba, de Lali Ayguade (Cataluña), que encuentra en la interpretación de sus dos bailarines, Nicolas Ricchini y Diego Sinniger, una de las claves de su reconocimiento. Especial se presenta Postkriptum, pieza de Francisco Córdova que protagonizó ayer, en este ciclo, su última actuación dentro del Circuito Acieloabierto 2015, en el que este trabajo ha cosechado gran notoriedad. “No nos conocíamos antes de bailar esta pieza”, comentan Héctor Plaza y Kiko López, los intérpretes, “y cada día nos hace crecer más. Ha sido empezar de cero y evolucionar dentro y fuera del escenario”.

Seguir leyendo en UnBlogdeDanza