Shapers: un coloquio con el Mediterráneo 12/11/2016 | lucia_velasco
like twitter

LUCÍA VELASCO

La compañía francesa Ex Nihilo vuelve a ser una de las principales apuestas dentro del Programa Creaciones en Proceso, del Mes De Danza, Sevilla, en su 23 edición. Este año tiene como novedad la incorporación de Shapers, un ambicioso proyecto  de formación euro-mediterráneo de dos años de duración y en el que participan además el Festival Nassim El Raqs, de Alejandría; el Espace Darja, de Casablanca, y el Festival ZVRK, de Sarajevo. El programa incluye dos talleres-audición, cuatro clases magistrales y un tour por las regiones del Mediterráneo y Europa. El espectáculo que surja a raíz de este proyecto será mostrado en la próxima edición del Mes De Danza.

La primera audición tuvo lugar en abril de 2016 dentro del marco de trabajo del Festival Nassim El Raqs, con la selección de dos bailarines marroquíes y dos egipcios. En esta edición del Mes De Danza,  se ha producido el segundo encuentro del ciclo de residencias, con la selección de las bailarinas españolas Lucía Bocanegra y Elvira Balboa y la pasada actuación del 28 de octubre en la Fundación Tres Culturas. Los dos bailarines franceses serán seleccionados en la próxima audición en Francia prevista para comienzos del 2017.

Conversamos con Mourad, Lucía, Ayoub y Shady cuatro de los ocho jóvenes bailarines seleccionados para este proyecto. Nos citamos para el encuentro en una terraza situada en el centro de Sevilla. Pese a que lleven escasos días conviviendo, se respira una tremenda complicidad en el ambiente. Con Mourad  Koula (Casablanca, 1991) se cruzan las primeras palabras: “Lo que más llama la atención es la forma en la que combinamos  diferentes backgrounds o estilos artísticos, desde contemporáneo hasta cirqus,  según el espacio y crear algo único e interesante a nivel cultural”.

Shapers se incluye dentro del Programa Creaciones en Proceso, del Mes De Danza que tiene como premisa principal la reivindicación del espacio público como un espacio de expresión y creación libre de cualquier restricción, discurso  que propugnan los “integrados”.  Cualquier lugar público posee su propia dinámica. Al adaptar la obra a dicho espacio, se establece en la memoria colectiva un significado poético único e irrepetible capaz de derribar prejuicios y  estigmas que tiene el baile en la sociedad.

Los elementos arquitectónicos mudéjares del  Pabellón de Marruecos sevillano se convertían el pasado 28 de octubre en el escenario idóneo para esta primera toma de contacto entre los bailarines y el público local. El gesto de la bailarina Lucía Bocanegra (Sevilla 1997) otra de las seleccionadas, se torna  alegría cuando le preguntamos cómo vivió la actuación: “Tiene mucho de azar, cada espectáculo es diferente porque no vas a tener siempre las mismas conexiones con tus compañeros ni siempre las mismas conexiones con el espacio ni con el público. La Fundación Tres Culturas era un sitio muy interesante ya que había muchos espacios diferentes con muchísimas posibilidades. Hemos intentado con el poco tiempo que disponíamos, relacionarnos con él a través de la danza fusionando distintas técnicas”.  A la hora de preparar el espectáculo Ayoub Karkar (Casablanca, 1991) nos comenta con tono decidido y seguro, la metodología de trabajo y la necesidad de sentirse partícipe dentro del movimiento como herramienta esencial. “La clave es adaptarse al ambiente en donde estés, es decir, encontrarte a ti mismo cuando bailas en las escaleras, en los muros, en la calle o donde sea”.

Lo interesante de este proyecto es que ofrece la oportunidad de dar visibilidad a otras concepciones de la danza en el resto de países mediterráneos, estableciéndose un diálogo intercultural entre ellos. “En Marruecos no tenemos muchas compañías de baile contemporáneo. Están “Chergui”, “BinObin” además de “Wajdins” creada por nosotros y que tiene como principal aspiración dar visibilidad a las nuevas formas y estilos de baile contemporáneo como  el cirqus y el parcour”, comenta Mourad.

En El Cairo, cuentan con la compañía “Cairo Contemporany Dance Center” de la que Shady Abdelrahman (El Cairo 1990) asegura que le ha aportado la formación y la experiencia necesaria para haber sido seleccionado en las audiciones de abril de 2016 en el Nassim el Raqs Festival, punto de partida del proyecto. “Tenemos un background bastante interesante y potente que combina diferentes estilos, desde el hip-hop, cirqus hasta el cramping dance. Nos queda un duro trabajo por delante pero ilusión no nos falta a ninguno” concluye Shady entusiasmado.