Author Archives: Isabel Orellana

Un holograma de lo humano

Recuperamos esta especial y sensible crítca de “Bach”, de Federica Porello / Compañía Mal Pelo, firmada por Isabel Orellana

Posted in Actualidad, Noticias, Página de inicio | Leave a comment

El vuelo del Isralván: Inauguración del Mes de Danza 2010

Asisto a una nueva edición del Mes de Danza (Gracias!). Llego a la Real Fábrica de Artilleria y me complace la idea de que este edificio se convierta en un espacio escénico. Veo caras conocidas y otras menos conocidas… en este evento. Busco un sitio. Me alegra ver a María afrontar este reto con ánimos renovados. Luego, el silencio se hace y llega el momento más esperado. Me  dispongo, como al comienzo de cada espectáculo,  casi con devoción, para dejarme sorprender, embargar por alguien que me quiere contar algo con su cuerpo en movimiento; crear todo tipo de sinestesias entre lo que me entra por los ojos, los oídos y todo lo que uno lleva consciente o no, en la caja negra. ¿Quién es esta Rara Avis que ha entrado en la majestuosa sala de Artillería? El edificio cargado de historia de cañones y navíos se estremece a su llegada: el sonido definitivo del metal  reverbera (por primera vez lo agradezco) dando cuenta de las dimensiones del espacio. Un disparo seco y caen las hojas. Hay como un batir de alas en una iglesia abandonada. Pero éste no es un palomo! Ni un flamenco…rosa. Es un pájaro negro, sincopado. Qué es esa retahíla que crotora con los pies y luego para, inspira, extiende sus alas, y continua.. Me tiene embelesada con su cortejo en un paseillo lento que resuena: ta cá ta ta, ta cá ta ta… Pero este pájaro no despliega su cola como un pavo! ¿Pretende seducir? ¿Quiere sorprender? Es joven y parece que quiere jugar, jugar sin fin… jugar fuerte, con decisión y maestría. Exploremos los sonidos: El pramm rata ta tá de las sillas de metal al caer y el tracum tá de las de madera. Y mira como suena todo mi cuerpo, ¿qué más instrumentos quieres? Exploremos las técnicas: parece que este pájaro tiene algún cruce con un negro carpintero de Louisiana, tapi ti  tap, psss psss. Y como no tengo con quién hablar, me pregunto a mí mismo, de silla a silla. Ay, Juan Palomo! si aquí, hasta las paredes te responden. Exploremos las formas: Cuando el pandero toma el lugar de la cabeza, hay un  vuelo alto y ligero, como de halcón. Se suceden figuras con reminiscencias Escudero-Surrealistas. Exploremos las texturas: El talco puede ahogar el sonido de los tacones pero también es ligero y sigue el aire de un movimiento.  Y ya descalzo y arremangao los perniles, para terminar, un baile de ida y vuelta sobre la arena. Solo le ha faltado un chapoteo. Ante mis ojos atónitos, saluda. Se retira sucio y satisfecho. Se ha mimetizado con el entorno: el elegante pájaro negro que entró en la sala ha terminado como las paredes, a parches blancos. Se ha dejado lo mejor, para nuestro deleite. No me queda duda de que este pájaro tiene un don y vuela alto, pero no estoy muy segura de haberme quedado con la copla… Sirva como homenaje, a mi manera.

Posted in Actualidad, Noticias | Leave a comment