La patata    

Imen Smaoui, femenina, sensual. En sus representaciones aparecen Madonnas, la Vírgen María o mujeres musulmanas que se traslucen con tierna ironía y ligereza. Imen deforma las representaciones que generalmente nos hacemos de la mujer con velo. El velo, en este caso es adorno, objeto de decoración, aparato que esconde o desvela el rostro, una manera de ser y de moverse. Fantasma espantoso, santa madonna, mujer velada, Imen baila las posibilidades, las apariencias y las representaciones. La mujer se vela, se sublima y transforma su apariencia con un sencillo trozo de tela. Se convierte en símbolo de libertad, y deja atrás los tópicos actuales tradicionales o religiosos, entre divertimento y parodia, baila dulzura y burla… Una tela que desvela la otra belleza de las mujeres. La belleza de la seducción y no de la sumisión del deseo en movimiento. Sylvain Berteloot