Contessa    

Programa en colaboración con la Fundación Tres Culturas

Sinopsis
En la cultura marroquí, Contessa es el nombre que se le da a la leyenda más célebre sobre la bruja que lleva por nombre Aïcha Kandisha. Esta leyenda, describe un espíritu que habita el cuerpo de determinadas mujeres, que vuelve loco a aquel o a aquella con quien se encuentra. Desde la infancia cada marroquí está confrontado/a al terrorífico espectro de esta bruja que se identifica por sus pies de cabra. En una época y en la actualidad, donde reina la vaga impresión de caza de brujas, la representación caricaturesca y aterrorizante de esta figura femenina ha inspirado y guiado numerosos cuestionamientos en relación a la idea de reclusión, arrestos, satanización y sobre todo, miedo del otro. A través de la invocación de esta figura esencial y familiar se trata de abordar los aspectos subversivos e inquietantes que podrían ser hoy en día las representaciones del cuerpo danzante y femenino… Una danza alimentada por un mundo de fantasía donde otros personajes a su vez vendrían a apoyar y subrayar esta representación fantasmagórica, teñida a menudo de una realidad brutal y animal.

Texto Mercedes L. Caballero
Es Meryem Jazouli creadora comprometida. Con su propio discurso, directo, íntimo y generoso y con el de compañeros como Younes Atbane, Zouheir Atbane y Aziz Nadif, presentes también en esta edición de Mes de Danza con la propuesta Work is all the time in progress, mostrada en el ciclo Espacios singulares (ver página 22), con quienes trabaja desde el espacio de creación y para residencias, Darja, que ella misma fundó para el fomento de una mayor visibilidad de la danza marroquí. Hasta Sevilla trae su pieza Contessa. Un solo de cuarenta minutos de duración que quiere indagar en el universo femenino, el suyo, y la realidad, a veces brutal, en el que se ubica. Cuenta la leyenda marroquí Contessa que un espíritu anda libre adueñándose del cuerpo de mujeres para llevarlas hasta la locura. Y cuenta esta pieza coreográfica una historia que es retrato del universo creativo de Jazouli como y radiografía de la creación dancística marroquí del momento. La presencia de esta pieza en el festival está regida por el proyecto que el Mes de Danza viene desarrollando desde hace años, en el que se muestran trabajos reunidos alrededor de una ubicación geográfica que permite al espectador acercarse a creaciones dancísticas de diferente procedencia.

Coreografía e interpretación: Meryem Jazouli
Trabajo de escritura: Fatima Mazmouz y Meryem Jazouli
Diseño Luces: Christophe Cardeon
Duración: 40′