Sonia Gómez / Amalia Fernández Bailarina III    

Nueva entrega, en esta ocasión enmarcada en un teatro, del proyecto Bailarina de la coreógrafa y performer Sonia Gómez, en el que invita a creadores e intérpretes a desarrollar nuevas versiones de su solo. Un trabajo que reflexiona sobre la construcción de un espectáculo desde el movimiento y propone tal proceso como resultado final. En esta ocasión, Bailarina cuenta con la dirección de Amalia Fernández que marcará directrices a Sonia Gómez, en la interpretación, con la intención de “mejorar el solo”. Un original planteamiento el de este proyecto, que consigue ampliar las ya múltiples lecturas de un trabajo escénico. / Mercedes L. Caballero

Sinopsis

Bailarina, un proyecto de transmisión de Sonia Gómez.

En Bailarina invito a otros intérpretes y creadores a hacer versiones del solo del mismo nombre.
 Dentro del proceso de investigación-creación de esta pieza, me he preguntado cómo hacer un espectáculo de danza hoy, desde los contenidos creativos, la interpretación y la relación con el público. Bailarina explora de manera personal, simple y minimalista, cómo hacer un espectáculo prescindiendo de un equipo, escenografía, diseño de luces o un suelo especial.
 La pieza es un recorrido detallado por la interpretación, la construcción de un espectáculo y la proximidad con el público, el resultado es un unplugged escénico bailado.

En Bailarinas quiero contrastar estos conceptos y hacer de nuevo el solo, un espectáculo que conozco bien y al que le profeso cierto estatus de magnificencia, pero que me genera muchas preguntas. Es una propuesta cargada de ironía porque pretende convertir un modesto solo en un espectáculo de repertorio, es lo que ocurre con las grandes obras, se hacen versiones, se actualizan y en cierto modo se destruye el original. Bailarina no es una gran obra, ni mucho menos, pero persigue cierto anhelo de utopía que la hace arriesgada y peligrosa. / Sonia Gómez

Bailarina III con Amalia Fernández

En esta propuesta, Amalia Fernández dirige el solo. Aquí se dividen las tareas y se definen los roles: Sonia hace de intérprete de su propia pieza y Amalia, como directora, asume la responsabilidad. Parten de una idea simple: mejorar el solo Bailarina. La pieza tiene problemas, sí, no, unos cuantos, quizás le exigen al espectáculo más de lo que puede dar de sí. A Sonia le gusta que los espectadores miren a una mujer que baila, ni bien ni mal, que va contando cosas, muy pocas, que parece que está tranquila haciendo eso, que disfruta, pero sin pasarse, que lo pasa mal, pero no demasiado, que hace gracia, pero no mucha. Sonia interpreta el material original, insiste en ello y con Amalia toma la distancia necesaria para re-interpretar las ocho pautas de movimiento. Sonia confía en Amalia, se apoya en ella, le hace caso, prueba, acierta o erra, hasta dónde llegue su capacidad como intérprete. Amalia es Amalia y también es intérprete, la vemos trabajando, aportando su saber, su ojo crítico, sus emociones, sus palabras. Así, las dos, entre construcción y destrucción van haciendo y enseñando, parando y siguiendo, fijando, moviendo escenas, tirando esto, poniendo aquello, maquillando, desnudando y más -andos hasta que consiguen montar la nueva versión.

Concepto e idea original: Sonia Gómez

Intérpretes: Sonia Gómez y Amalia Fernández

Dirección: Amalia Fernández

Sonia Gómez Bailarina, performer y coreógrafa. Estudia Danza Contemporánea y Coreografía en el Institut del Teatre de Barcelona y en P.A.R.T.S Bruselas, Bélgica. Ha trabajado con General Eléctrica y La Carnicería Teatro. Ha colaborado con Joan Morey, Juanjo Sáez, Chicks on speed, Ceferino Galán, Txell Miras, Sergi Fäustino, Carles Salas, Álex Brahim, Lorena Lozano, Laia Estruch, María Ibarretxe, Choi Ka Fai, Pablo Esbert, Manuel Rodríguez, Raquel Gualtero, Núria Guiu Segarra y Magí Serra. Desde el año 2004 crea sus propios espectáculos y performances. Trilogía Egomotion’04; Mi madre y yo ‘04 y Las Vicente matan a los hombres’06 con Rosa Vicente Gargallo, madre ... Amalia Fernández Bailarina- performer, miembro fundadora de la Cia El Bailadero/Mónica Valenciano en la que trabaja como intérprete y ayudante de dirección en 6 espectáculos, entre 1994 y 2005.
 A continuación continúa su trayectoria profesional de forma independiente, con las piezas: Matrioshka 2005, Maya 2006, Sichimi Togarashi con Juan Domínguez, 2007 y Las Perras en colaboración con Lidia G. Zoilo y Vicente Arlandis, 2008, Kratimosha con Catherine Sardella en 2009 y En Construcción en 2010. Colabora puntualmente como intérprete en trabajos de otros artistas: Odd Enginears, Gary Stevens, Karin Elmore, Cuqui Jerez etc. En este momento trabaja en su nuevo proyecto mujer40md y ...