Alberto Cortés & Andrea Quintana 24/09/2018 | Comunicación Mes de Danza
like twitter

ALBERTO CORTÉS. Creador malagueño, formado en Historia del arte y Dirección escénica y dramaturgia. Su inquietud por encontrar las conexiones entre las artes escénicas y las artes plásticas empieza a encontrar sentido a través de su trabajo como director de escena. En 2008 funda la compañía Bajotierra junto a la actriz Alessandra García y es este el momento donde se permite jugar con los elementos que las artes escénicas le ofrecen hasta empezar a buscar su propio lenguaje. El teatro se convierte en un impulso y en una excusa para trabajar la contaminación artística para la escena. Generador de motores como el festival de escena alternativa de Málaga El Quirófano, el ciclo Escena Bruta o la iniciativa Escúchame Compréndelo junto con otros compañeros de profesión; la construcción de tejido escénico de riesgo es otra de sus constantes. En su camino se ha encontrado con creadores escénicos que han marcado su recorrido como El Pont Flotant, Rodrígo García, Roger Bernat, Daniel Abreu, Patricia Caballero o Montdedutor entre muchos otros. En 2012 comienza un camino de investigación individual fuera de la compañía Bajotierra y bajo su propio nombre, en el que se centra en los conceptos de remezcla, impureza y periferia y en el uso del cuerpo para la escena contemporánea. Ese mismo verano es seleccionado en el Laboratorio internacional de teatro de la Bienal de Venecia donde trabaja con la compañía de danza teatro belga Peeping Tom (Gabriela Carrizo), formación que supone otra inflexión en su trabajo. Es también Máster de profesorado por la Universidad de Málaga y su labor docente se encuentra ligada a la Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía, donde imparte aulas de investigación escénica sobre Nuevas Dramaturgias para actores y bailarines. Desde su comienzo en este proceso de investigación en palabra, movimiento y nuevas narraciones ha realizado trabajos de teatro y danza para espacios domésticos, salas, museos y espacios públicos, además de piezas cortas, performances, flamenco y nuevo folclore. En la actualidad compagina la creación de nuevos proyectos escénicos y los talleres formativos sobre nuevas dramaturgias, junto con otros espacios de gestión y repensamiento contemporáneo. Bautiza a sus equipos creativos habituales con distintos nombres según la línea de trabajo a desarrollar: Tigre Monster Rave, Braverío o La Terribilità son algunos de ellos. 

ANDREA QUINTANA.

Nace en Galicia en 1985. Se forma en danza clásica en el Conservatorio de A Coruña. Amplia sus estudios en danza contemporánea y disciplinas de las artes del movimiento en Madrid, Barcelona y Bruselas. Siempre latente su interés por las artes plásticas comienza a estudiar dibujo y escultura en L‘Academie des Beaux Arts de Saint Noode, Bruselas. Luego Ilustración en la Escuela de Arte San Telmo, Málaga. Dentro de su trabajo han estado presentes como una constante los espacios de intersección entre disciplinas artísticas como la danza, las artes plásticas, la música o las artes visuales.

Como intérprete en escena ha tenido la suerte de trabajar con creadorxs que han nutrido su lenguaje como: Carmen Werner, Daniel Abreu, Arrieritos, Patricia Ruz, Cia.Ertza, CielorasO, Pisando Ovos, Lipi Hernández, Voadora o La Terribilità entre otros. A lo largo del camino ha colisionado en proyectos con creadorxs como Alberto Cortes, Ánxela Blanco, LaMacana, Félix Fernández, Gena Baamonde, Solène Coignard, Sara Vilardo, Cristina Balboa, Licenciada Sotelo o Janet Novás, con lxs que ha trabajado desde diferentes lugares como la co- creación, la co-dirección, el acompañamiento en la dramaturgia o en el movimiento. Durante su trayectoria ha creado cinco solos. Tres de estos trabajos, Por el Camino de Belvis, Garabato, (premio INJUVE 2012 ) y Angel Cojo, fueron creados para festivales de calle como En Pé de Pedra, Mov-s, Costa Contemporánea y el Festival Empape. Los otros dos solos, A Mano y Nada fueron creados como site specific para el Festival Seis Cordas del Teatro Ensalle y el festival El Quirófano de Málaga. En los últimos años ha trabajado en proyectos de mediación como, La Buena Aventura, o la Programación Expandida del TRCDanza.

Actualmente forma parte del Colectivo rpm con el que, entre otras acciones, coordina las Residencias Paraíso. Le atraen las brechas en las que se produce el encuentro entre la danza y lo social. Las artes escénicas son una poderosa herramienta transformadora con la que cuestionar, construir, destruir y volver a construir los cuerpos, el pensamiento, la acción, la política, la educación y la rutina de cada día. Desde y hacia el cuerpo. Al verse en estos lugares, en cada proyecto, se remite a su interés por agitar, agitar, agitar, agitar… Lo próximo es viajar Cádiz con Voadora y actuar en la al FIT con El sueño de una noche de verano, estrenar bajo la dirección de Alberto Cortés y acompañada por Rebeca Carrera en escena, Masacre en Nebraska, dentro del Festival de Otoño. Continuar la creación de La Gala de Licenciada Sotelo en Galicia y acompañar desde el movimiento a Gena Baamonde en su proyecto Metodoloxías Carroñeras para Corpos Invertidos, una conferencia performativa.